Se impone la voluntad de solucionar los problemas

20101109153106-pcc.jpg

La situación económica por la que atraviesa el mundo en que vivimos  constituye un  imperativo para enfrentar retos y desafíos cada vez más difíciles, sobre todo en la sociedad Capitalista, donde aun el hombre es el lobo del hombre.

Olas de despidos laborales, xenofobia, discriminación a quienes emigran, problemas con el seguro social, violencia, en fin, cuantas consecuencias nefastas se puedan derivar de una Formación Económico Social que aunque prevalece trae tras de sí, como dijera Carlos Marx sangre y lodo por todos sus poros.

Cuba, pequeña nación caribeña que escogió el Socialismo para su desarrollo tiene que enfrentar difíciles retos impuestos precisamente por esa situación agobiante que afecta al planeta, sin escatimar esfuerzos en la lucha constante por mantener conquistas que exhiben logros insuperables en sectores como la Educación y la Salud.

Al bloqueo feroz que data oficialmente de febrero de 1962, impuesto por el gigante del Norte, a la desaparición del sistema socialista de Europa del Este y a la situación real que prevalece en el mundo de hoy ha de imponerse todo un pueblo decidido a continuar con su Revolución.

Y ante la búsqueda de alternativas que permitan el avance impetuoso de la sociedad nueva, prevalece la voluntad expresa del pueblo que con esfuerzo, dedicación y entrega hace suyos los postulados martianos de avanzar “Con todos y para el bien de todos.”

El análisis del Proyecto de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución que deberán ser examinados y aprobados en el Sexto Congreso de los comunistas cubanos, constituirá desde el primero de diciembre y hasta el 28 de febrero, una ocasión más para demostrar que la participación ciudadana en los problemas del país representa un paso de avance dirigido a empeños superiores.

Será, sin duda, un proceso de consulta que demuestra la implicación de cada cubano en la edificación de su porvenir, consciente de su papel insoslayable en la voluntad de solucionar los problemas.