Las razones de Cuba. Desapolillando archivos.

20101223225143-imagescab1cep3.jpg

Cuba publica cables de WikiLeaks. Esta es una pequeña síntesis que demuestra las sobradas razones para acusar a Estados Unidos.

09HAVANA221: Los Estados Unidos y el papel de la oposición en Cuba.

Enviado desde la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana al Departamento de Estado, 15 de abril de 2009. Asunto: Los EE.UU y el papel de la oposición en Cuba. “En general, nosotros haríamos las mismas críticas a la mayoría del movimiento disidente oficial con que tenemos contacto en la Habana”, dice el cable firmado por Jonathan Farrar, el jefe de la SINA.

Referencia: 09HAVANA221

Fecha del cable: 2009-04-15  13:33

Clasificación: Confidencial

Origen: Sección de Intereses de los EE.UU. en la Habana

Destino: Departamento de Estado, Estados Unidos

Asunto: Los EE.UU y el papel de la oposición en Cuba

1. (C) RESUMEN: Cuando el gobierno de Cuba parece haber consolidado una posición de indiscutible autoridad a lo interno, vale la pena preguntarse qué hace la oposición política cubana y qué papel puede desempeñar en el futuro. Dos artículos de opinión publicados recientemente por la prensa internacional que han provocado la ira de los líderes de la disidencia arguyen que las respuestas son: no demasiado y ninguno. Aunque los artículos no lo mencionan, esta valoración admite que parte de la razón de la relativa pasividad de la oposición es que el gobierno está trabajando activamente para socavarla. Muchos grupos de oposición son dominados por individuos con encumbrados egos que no trabajan bien en equipo por lo que pueden ser fácilmente manipulados por la seguridad cubana.

La Agenda para la Transición, lanzada promisoriamente hace un año, está a punto de deshacerse. El Diálogo Nacional, de Osvaldo Payá, ha recogido algunos disidentes dispersos pero no ha hecho acciones importantes en meses. Aunque los disidentes reaccionaron muy negativamente a los artículos de la prensa internacional, lo cierto es que estos dicen unas cuantas verdades y sería bueno que sus críticas actuaran como una clarinada.

2. (C) Sin un verdadero milagro entre los líderes de la oposición y una disminución de la represión oficial de sus actividades, no es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano. Los disidentes han desempeñado, y continuarán haciéndolo, un papel clave como la conciencia de Cuba y merecen que se les apoye en ello, pero es preciso que busquemos en otra parte, incluso dentro del propio gobierno, para identificar a los más probables sucesores del régimen de Castro. (FIN del RESUMEN)