Estados Unidos anuncian "nuevas" medidas sobre Cuba

20110117091444-imagescavxrpcz.jpg

El 14 de enero del 2011, el Gobierno de los Estados Unidos anunció nuevas medidas sobre Cuba, confirma una Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, MINREX:

*Autorizar los viajes de norteamericanos a Cuba con fines académicos, educacionales, culturales y religiosos.
*Permitir a ciudadanos norteamericanos enviar remesas a ciudadanos cubanos en cantidades limitadas.
*Autorizar a los aeropuertos internacionales de EE.UU. a solicitar permiso para operar vuelos charter directos a Cuba bajo determinadas
condiciones.
Aunque las medidas son positivas, se quedan muy por debajo de esos justos reclamos, tienen un alcance muy limitado y no modifican la política contra Cuba.
El anuncio de la Casa Blanca se limita, en lo fundamental, a restablecer algunas de las disposiciones que estuvieron en vigor en la década del noventa bajo el gobierno del presidente Clinton, y fueron eliminadas por George W. Bush a partir del 2003.
Tal y como expone la Declaración del MINREX, si existiera un interés real en ampliar y facilitar los contactos entre nuestros pueblos, Estados Unidos debería levantar el bloqueo y eliminar la prohibición que hace de Cuba el único país al que los norteamericanos no pueden viajar.
Estas medidas confirman que no hay voluntad para cambiar la política de bloqueo y desestabilización contra Cuba.