Facebook Twitter Google +1     Admin

Grito de Baire, página gloriosa de los cubanos

20110224032808-imagesca23b5a6.jpg

El 24 de febrero de 1895, fue el día escogido por el Partido Revolucionario Cubano para reiniciar la lucha independentista, y fue precisamente el poblado oriental de Baire el que mayor protagonismo tuvo en esa acción.
Con su incansable labor en el exterior, José Martí y otros patriotas reunieron fondos para la compra de armas y el avituallamiento necesario, en aras de apoyar el estallido revolucionario en Cuba, dando a Juan Gualberto Gómez la orden de alzamiento.
Luego de ser recibida se transmitió a los principales jefes en el país, para realizarlo de forma simultanea.
En el departamento oriental fueron más numerosos los levantamientos y sobresalieron sitios como La Lombriz, El Caney, San Luis, El Cobre, Loma del Gato, La Confianza, Hatibonico, Bayate, Bayamo, Holguín, Barrancas, Jiguaní y Baire, entre otros.
El entonces capitán Saturnino Lora, en este último poblado, reunió en la hacienda Las Veguitas a todos los conspiradores del termino municipal de Jiguaní que estaban dispuestos a luchar nuevamente contra la metrópoli española.
Desde allí partió con 400 hombres, algunos armados con escopetas y otros con machetes en correcta formación, y después de recorrer las calles de Baire hizo un alto en la plaza.
En el céntrico lugar, Lora arengó a los presentes a lanzarse a la guerra, explicando que había llegado el momento de ser libres e independientes.
Públicamente declaró la ruptura con el colonialismo español y para que este supiera que a tiros pedían los cubanos su libertad, disparó su revolver gritando ¡Viva Cuba Libre!, ¡Independencia o Muerte!, las que hoy retumban como un llamado permanante al combate en la continuidad histórica de la Revolución.


siemprecubano