Las pretensiones imperiales en el mundo árabe

20110304125057-imagescaqyxcx4.jpg

Vemos con claridad que la preocupación fundamental de Estados Unidos y la OTAN no es Libia, sino la ola revolucionaria desatada en el mundo árabe que desean impedir a cualquier precio, expone el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en la segunda parte de sus reflexiones sobre el tema.


Y agrega Fidel que es un hecho irrebatible que las relaciones entre Estados Unidos y sus aliados de la OTAN con Libia en los últimos años eran excelentes, antes de que surgiera la rebelión en Egipto y en Túnez.

Una información de última hora da cuenta que el presidente de EEUU ha dicho que el líder libio “ha perdido su legitimidad y por tanto debe abandonar”.

 
Así las cosas cuatro buques de guerra en el Mediterráneo, uno más en el Golfo de Adén, dos bases de operaciones en Europa y hasta seis bases aéreas demuestran que Estados Unidos cuenta con muchos puntos en el mapa para coordinar un ataque a Libia si así lo desea.

Obama ha autorizado el uso de aviones militares y civiles estadounidenses para el traslado a sus países de ciudadanos extranjeros que hayan huido de Libia.

Asimismo, ha dado instrucciones para el despliegue de asistencia humanitaria en la frontera libia, ante la huida de “decenas de miles de personas” de un país donde el Gobierno continúa con el uso de la violencia para reprimir la rebelión que se vive en el país.

Una realidad convincente con una demostración soberbia de fuerza y doble rasero.

Así son las pretensiones imperiales.