Estados Unidos arrecia hostilidad hacia Cuba

20110312125647-imagescae3abh5.jpg

El pasado mes de enero, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), encargado de canalizar la ayuda financiera a Cuba, informó que la oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos había congelado los fondos para el sector de la salud en la Isla.

El financiamiento que regularmente se venía efectuando todos los años, estaba destinado a proyectos del Fondo Mundial de Lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y la tuberculosis en el país caribeño.

Otro acto ilegal que obstaculiza seriamente la cooperación internacional proporcionada por el sistema de Naciones Unidas a través de sus agencias a fondos y programas.

Más grave aún por cuanto afecta a fondos destinados a combatir y prevenir pandemias a cuya erradicación el Gobierno cubano y la comunidad internacional dedican sus mayores esfuerzos.