La "objetividad" de la prensa norteamericana

20110315233156-images.jpg

Un cable de la AFP fechado en Washington da cuenta que  "la condena en Cuba al subcontratista estadounidense Alan Gross echa un balde de agua fría sobre las relaciones bilaterales.."

El articulista Diego Urdaneta argumenta que "el caso de Gross frenó un periodo de distensión que se había producido entre Cuba y Estados Unidos, países que carecen de relaciones formales desde hace medio siglo, tras la llegada al poder de Barack Obama, quien levantó algunas restricciones para viajes y envíos de remesas hacia la isla.

Así las cosas sin más objetividad y precisión culpa ahora a Cuba de "echar por tierra los avances en materia diplomática".

¿Acaso Urdaneta no conoce que Obama solicitó un aumento de los fondos para las operaciones de su gobierno contra la Isla durante el año fiscal 2012?

En total, el dinero públicamente solicitado por la Casa Blanca al Capitolio para financiar sus políticas contra Cuba durante el próximo año se eleva a 62,24 millones de dólares, sumando las partidas de la SINA, su oficina rectora en Washington, la USAID y Radio/TV Martí.

Además el caso Gross está íntimamente relacionado con la subversión hacia la Isla, por lo que fue sancionado a 15 años de privación de libertad.

 Se imponen las razones de Cuba.