Más que curioso: una sola mata con dos racimos

20110115224516-03ed-platanos.jpg

Considerado por expertos como una rareza, un ejemplar de plátano fruta logró el prodigio de producir dos racimos de bananos en su propio tallo, en la huerta de Oscar Villalobos Guerra, de la provincia cubana de Cienfuegos.
Ambos manojos suman 535 plátanos y -como si fuera poco- en ese plantón crecen además otras dos plantas con sus respectivas pariciones.
Esta es la segunda parición, bastante afortunada, ya que hay en existencia 22 racimos en diferentes estadíos, obtenidos en un área originalmente pedregosa y sin agua, al que solo le ha suministrado materia orgánica.
El hecho en cuestión resulta una singularidad, ya que el plátano es monopodial, es decir, posee un solo pie para un solo fruto y en ese caso debe haber ocurrido una mutación genética.
(Tomado de la AIN)