¿Por qué arremeten contra Cuba?

20110225051943-imagescaanmedm.jpg

Cuba es un pequeño país, situado en el Caribe, rodeado de mar y distante a solo 90 millas del gigante del Norte. En 1959 cambiaron las cosas y la Revolución triunfante brindó salud, educación, cultura, bienestar…

Más de 50 años han transcurrido y el Socialismo marca la diferencia respecto a otras naciones, máxime cuando se derrumbó el sistema en Europa del Este y los cubanos resistieron embestidas de todo tipo para salir adelante y mantener a raya las conquistas del pueblo.

Cuba y sus mejores hijos han brindado siempre la mano amiga para llevar salud, educación, deportes y hasta combatir por otros necesitados para quienes las solicitudes han sido confirmadas sin titubeos.

Un férreo e injusto bloqueo impuesto por los Estados Unidos desde hace más de medio siglo ha hecho mella en sectores básicos, mientras leyes extraterritoriales, agresiones y condenas se han sumado a la larga lista de atentados contra la Revolución.

Cuba, en cambio, no ha temido y prosigue su marcha indetenible hacia el futuro; el pueblo enfrenta dificultades, retos y desafíos, pero sigue adelante convencido que la marcha atrás lo llevaría a la hecatombe.

Mientras, cada vez más arremeten contra el país. Calumnias de todo tipo, distorsión de la realidad, llamados a la contrarrevolución, aullidos llenos de odio desde Miami, intromisión en los asuntos internos de la nación, confabulación con otras potencias, sobre todo de la Unión Europea, en fin, una malgama de acontecimientos para destruir la obra de los cubanos dignos.

¿Por qué hacerlo? Esa interrogante solo la pueden responder los que odian y desprecian la unidad, la entrega y la voluntad de quienes prefieren una y mil veces que se hunda la Isla en el mar antes que volver a ser colonia yanqui.