Obama y la histeria imperial hacia Cuba

20110311125148-imagescayj1q7m.jpg

El artículo retrata en sí la política del actual inquilino de la Casa Blanca hacia Cuba, cuando muchos imaginaban que cambiaría el tradicional modo de actuar de los gobernantes de Estados Unidos, tal y como lo insinuó en su campaña electoral.

Pero una cosa piensa el borracho y otra el bodeguero...

Un cable de Prensa Latina así lo confirma:
WASHINGTON, 10 de marzo.—El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó un aumento de los fondos para las operaciones de su gobierno contra Cuba durante el año fiscal 2012.

En total, el dinero públicamente solicitado por la Casa Blanca al Capitolio para financiar sus políticas contra Cuba durante el 2012 se eleva a 62,24 millones de dólares, sumando las partidas de la SINA, su oficina rectora en Washington, la USAID y Radio/TV Martí.