20160325215757-mujica.jpg

El senador y ex-presidente uruguayo, amigo entrañable de Cuba,José Pepe Mujica, ofreció un magistral discurso en la Casa de las Américas, en La Habana, de la que ofrecemos algunos fragmentos por su repercusuón y profundo significado humano y ético.

Se han ido amontonando los años, los pensares, los decires, los sufrires. Para mí es un merecido honor estar en este templo de la cultura, de la escultura del escribir, del pintar, del sentir, de transformarla en nostalgia y en sentimiento; en poesía, en sensación que se transmite a lo largo del tiempo, que intercomunica a los seres humanos.

Porque yo soy un paisano que algún día me enamoré y soñé –como muchos que están acá- con cambiar el mundo. Y así me fue. ¡Ah! Pero, alguna cosa aprendimos para transmitirle a las nuevas generaciones: que cometan los errores de su tiempo, no los nuestros. Y hoy estoy entrando en ese tiempo en que cuando los amigos te ven, “pero qué bien estás”; y cuando te dicen así…

Hasta los 22 años era un apasionado de la literatura. Leía hasta la guía telefónica. Todo. Me pasaba seis, ocho horas en una biblioteca. En ese tiempo conocí a dos de los hombres más geniales, dos viejos profesores: Don Paco Espínola, una gloria literaria de Uruguay; y don José Bergamino, el último ministro de la República Española, que recaló en mi país y hacía tertulias de muchachos soñadores con aficiones literarias.

Pero, cuando entré en este negocio de cambiar el mundo, cambió la historia: saltaron los libritos, había que buscar 38 y 45 y etcétera. Y se nos acabó la literatura y se nos amontonaron los años y las penurias. Y tuvimos que estar terriblemente alejados de la cultura. Y no nos trataron muy bien en los años de presidio, tuvimos que estar muchos años sin libros.

No le he dedicado a la cultura el respeto que merece y el tiempo que merece. Estar acá para mí es un honor no merecido, porque esto es un templo que simboliza el esfuerzo más comprometido de la cultura latinoamericana, con la cual tenemos una deuda vieja. Y esto fue algo levantado entre el redoble de un viejo sueño y de una muy vieja bandera que nos dice –en términos sintéticos- hemos logrado fundar en estos últimos doscientos años varios países, pero la nación todavía es una deuda. Está allí esperando, agazapada en la incertidumbre de la historia, y es la otra liberación que no hemos logrado: fundar la nación con nuestras patrias en un mundo que se está aglutinando en gigantescas unidades. Y en ese mundo, los latinoamericanos tendremos que negociar y ser. Y en ese mundo precedía que no hay piedad para los débiles. Para dejar de ser débiles, los débiles se tienen que juntar para ser fuertes; y esto es elemental.

Esta es la deuda que tenemos con Martí, con Bolívar, con nuestra historia. Pero antes era por un sueño, por una defensa, una actitud de defensa ante el Imperio. Soy de los que interpreta que la lucha por una integración de América Latina es por el espanto. ¿Por qué? Las batallas de nuestra humanidad, ser o no ser, ahora penden de lo que está en peligro: la propia existencia de la especie en este planeta. Ya ni siquiera el problema más grave es el Imperio o los Imperios. El problema es que hemos creado una civilización que nos gobierna, nos lleva y no tiene dirección –o mejor dicho- la dirección es la acumulación, la riqueza, el consumo, el mercado. Y nosotros pertenecemos a la especie humana: unos monos raros que tienen sensibilidad, sentimientos, frustraciones; que quieren, odian y tienen una sed infinita de felicidad porque no pueden comprar vida en el supermercado. La vida se va y ya no creemos -no podemos creer en estas sociedades laicas- que este mundo es un valle de lágrimas para ir al paraíso. No podemos creer semejante historia. Sabemos que el infierno y el paraíso están acá. Y nuestra vida se nos va y tenemos sed de felicidad, y no queremos confundir –por lo menos muchos- felicidad con comprar cosas nuevas todos los días.

El sentimiento de felicidad está unido a cosas entrañables, antiguas, eternas: tiempo para los hijos, para la familia, para un puñado de amigos. Tiempo libre que no se vende, que no se compra. Sabemos perfectamente, por obligación, que en este mundo hay que trabajar para acompañar y hacer frente a las necesidades materiales; pero la vida no es solo trabajar. La vida es la lucha por la libertad, y libertad es tener tiempo libre para dedicarlo a las cosas que nos conmueven.

No podemos aceptar el gobierno de necesidades imbuidas de capitalismo, de sed de ganancia, de mercado, de competencia; donde la vida se transforma en una escalera que hay que subir competitivamente; escalones humanos, pasarles por arriba, pisotearlos. Y esa es la idea de triunfar. Y saber que todavía hay viejos de ochenta, noventa años con un montón de plata y que siguen acumulando más plata y hay que bancarlos y no se les puede cobrar impuestos.

 

Etiquetas: , , , , ,

Cuba Vs Bloqueo

Publicado: 06/02/2015 13:03 por Carlos G. González Ruiz en Cuba
20150206180356-cuba-bloqueo-estados-unidos2.jpg

“La mayoría de los cubanos apoya a Castro”. Esa era la opinión compartida por el De­partamento de Estado norteamericano, el Consejo de Seguridad Nacional y la CIA apenas un año después del triunfo de la Revo­lución.  Philip W. Bonsal, el último embajador estadounidense en La Habana, habría concluido lo mismo con solo asomarse a la ventana de su oficina.

En un memorándum secreto fechado el 6 de abril de 1960, el subsecretario asistente para Asuntos Interamericanos, Lester D. Mallory, afirmaba que el único modo previsible para restar apoyo a los líderes rebeldes era a través del desencanto y la insatisfacción que surgen del malestar económico y las dificultades ma­te­riales.  

“Hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba (...) privarla de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

Durante más de medio siglo y  11 administraciones estadounidenses, el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Es­tados Unidos contra Cuba ha fracasado en lograr su objetivo. Sin embargo, sus perjuicios económicos ascienden a más de un billón de dólares y es incalculable su impacto en la vida diaria de 11 millones de personas. Siete de cada diez cubanos no ha conocido nunca una situación diferente.

El presidente de los Estados Unidos, Ba­rack Obama, llamó recientemente al Con­greso a iniciar el trabajo para poner fin al bloqueo, como parte del cambio de política hacia Cuba anunciado el pasado 17 de diciembre.

El General de Ejército, Raúl Castro, dejó claro en su intervención durante la III Cumbre de la Celac que si bien los dos países avanzan en el restablecimiento de relaciones, la normalización de los vínculos será imposible mientras se mantenga esa política.

Etiquetas: , , ,



20140102164521-raul-revolucion.jpg
El presidente Raúl Castro Ruz destacó el significado de la Revolución Cubana, continuadora de las gestas libertadoras iniciadas en  1868 contra el colonialismo español y que solo  terminó con  la derrota del régimen batistiano el primero de enero de 1959.

El jefe de Estado cubano habló en el acto central por el aniversario 55 de la Revolución que tuvo lugar este miércoles en la ciudad de Santiago de Cuba.

Recordó Raúl Castro que en esa fecha el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, aseguró que a partir de entonces todo sería más difícil. En el curso de estos años, la revolución ha tenido que enfrentar el terrorismo de estado de 11 administraciones norteamericanas, que han intentado derrotar al poder  revolucionario.

Por ese motivo el pueblo cubano ha perdido a 3 478 de sus hijos y otros  2 099 han resultados incapacitados, apuntó.

Hoy, añadió, rendimos merecido tributo a quienes entregaron sus vidas en los campos y ciudades, a aquellos que después cayeron en honrosas misiones, a todos los que dedicaron su vida a la construcción del socialismo, basados en la máxima martiana de que toda la gloria del mundo cabe en un grano  de maíz.

La revolución Cubana acabó también  con el mito de que no era posible construir el socialismo a sólo 90 millas de Estados Unidos,  una revolución que no tuvo apoyo del exterior, expresó.

Esta es la revolución que –dijo-- sentó las bases para democratizar los espacios de creación, difusión y acceso a la cultura. Una revolución  que  ha hecho realidad la máxima martiana, recogida en la Constitución, de que “Yo quiero que la ley primera de la república sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del Hombre”.

Más adelante Raúl Castro subrayó la coincidencia de que la Revolución Cubana triunfó el mismo día de la Revolución Haitiana, esta en 1804. En ese sentido hizo referencia a la colaboración que hoy presta Cuba a esa pequeña nación caribeña.

De igual manera afirmó que hoy la revolución tiene el reto que impone la subversión política e ideológica dirigida por  los centros de poder global para recolonizar la mente de los pueblos.

Una subversión que manipula premeditadamente la historia y la actual crisis del sistema capitalista, en menoscabo de los valores, favoreciendo el egoísmo y el interés mercantilista por encima de la moral. Se propone, apuntó,   vender a los jóvenes las presuntas ventajas de  prescindir de ideología y de la conciencia social y desmantelar desde  adentro el socialismo en Cuba.

A renglón seguido el presidente cubano llamó a las nuevas  generaciones de dirigentes a no olvidar que esta es una  revolución  socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Es importante consultar a la  población las decisiones vitales.

El programa de la revolución tiene que actualizarse cada 5 años para estar al tanto de las necesidades del pueblo, como única manera de asegurar el permanente proceso de profundización de la democracia socialista, dijjo

Para terminar, subrayó Raúl Castro  la frase de Fidel pronunciada en este mismo lugar hace 55 años. “La revolución llega sin compromisos con nadie, solo con el pueblo, que es al único que  le debe sus victorias” de estos años. Y así deberá continuar siempre.

Etiquetas: , ,

Fidel, siempre fiel

Publicado: 13/08/2013 18:58 por Carlos G. González Ruiz en politica
20130813235732-fidel-castro-2.jpg

Rebelde desde que apenas adolescente supo desentrañar a la sociedad capitalista y denunciar sus consecuencias nefastas para el ser humano.

Revolucionario cabal cuando a partir de su ingreso a la universidad se hizo el propósito de acabar de una vez y por todas con esa sociedad corrupta, entreguista y explotadora.

Absuelto por la historia cuando ante el tribunal que lo juzgó por los sucesos del Moncada, trazó un programa que se hizo realidad a partir de enero de 1959 con la Revolución victoriosa que echó a un lado la ignominia para traer decoro, libertad y justicia.

Transcurre el tiempo y al paso de sus más de ocho décadas nada más ejemplar que su conducta llena de apego, solidaridad, entrega a las causas más nobles, denuncia, sabiduría y brote de ideas justas como un manantial inagotable al servicio de la humanidad.

Siempre al decir “nuestro” Comandante en Jefe, ha sido como la raíz misma de una nación, cual planta resplandece gracias a su fortaleza inigualable, que la hace cada vez más robusta, tal Caguairán erguido y con pretensiones de seguir siendo lo que es.

Y cada día su ejemplo se multiplica en los cubanos dignos que siempre lo han seguido sin vacilaciones, porque como muchos dicen es un pueblo de fidelistas que él ha sabido cultivar a golpe de audacia, pasión, entrega y devoción por una obra que se hace con todos y para el bien de todos.

El Fidel nuestro de cada día está en todas partes, en el llamado por hacer más, por fortalecer la Revolución, por seguir adelante cada vez más unidos y prósperos. En sus fecundas ideas que enaltecen una causa justa y convocan a proseguir el camino emprendido sin titubeos y con un rumbo bien definido.

Etiquetas: , ,

Toda Cuba asume su Democracia

Publicado: 01/02/2013 19:58 por Carlos G. González Ruiz en Cuba
20130202005826-images.jpg

Este domingo tres de febrero, desde las siete de la mañana y hasta las seis de la tarde, en 29 mil 957 colegios electorales diseminados por todo el país, se realizarán las elecciones a diputados a la Asamblea Nacional y a delegados a las 15 asambleas provinciales del Poder Popular, en lo que constituye uno de los momentos trascendentales del proceso democrático cubano.

Más de ocho millones de cubanas y cubanos están convocados para decidir, mediante su voto directo y secreto, quiénes los representarán por sus municipios en el Parlamento y en los órganos provinciales del poder estatal.

Vale el voto por todos, es decir con solo marcar en el circulo que aparece en la boleta quedará confirmada esa decisión irrevocable.

Será, sin duda, una jornada imprescindible para la Democracia Participativa y de compromiso con la patria.

Etiquetas: ,

Cuba, que linda es...

Publicado: 08/12/2012 20:01 por Carlos G. González Ruiz en sociedad
20121208220122-cuba.jpg

Su forma alargada y estrecha semeja un caimán verde, tan verde que hasta muchas ciudades se confunden con los campos cobijados de árboles como el pulmón natural que da vida y estética perenne.

Cuba es la hermosa tierra del Caribe, a la que han bautizado como Isla, pero que geográficamente es un archipiélago conformado por varias islas, tanto en el Norte como en el Sur.

El país dispone de más de 11 millones de habitantes, pero su población envejece y necesita de nuevos nacimientos que hagan posible el relevo imprescindible para que la sociedad no perezca.

En Cuba cuando estamos en pleno siglo XXI se respira un ambiente de transformaciones, no solo en lo económico y social, sino también de mentalidad, porque necesariamente la nación está urgida de productores, ahorradores y constructores de nuevas formas de vida, sin tener que apelar a una Formación Económico Social diferente.

Los cubanos escogieron el Socialismo desde 1961 y se trata ahora de perfeccionarlo e imprimirle el más necesario dinamismo, sin renunciar a su esencia, pero con el provecho de garantizar una sociedad cada vez mejor para todos.

Pero se impone no olvidar nunca que Cuba es un país subdesarrollado, aunque se ha trazado importantes metas que lo sitúan en vías de desarrollo. Además el bloqueo impuesto hace más de medio siglo por los Estados Unidos, constituye un freno al logro de los objetivos propuestos.

No obstante Cuba está ahí, y los cubanos dignos también, prestos al combate diario y confiados en el sostén de la nación con sus conquistas que devienen  confianza y seguridad plenas.

Etiquetas: ,

Clamamos justicia

Publicado: 28/11/2012 13:59 por Carlos G. González Ruiz en El mundo
20121128155948-cinco.jpg

René, Fernando, Ramón, Antonio y Gerardo no son noticia para una televisora como CNN, ni para el diario español El País. No obstante, de vez en cuando mariposas cubanas vuelan de La Habana a cielo norteamericano, un nieto nacido sueña con estrechar cinco abrazos y cientos de páginas en Internet y de mensajes en las redes sociales se unen por una misma causa: el definitivo regreso de cinco cubanos presos en cárceles estadounidenses.

Ahora la ciudad cubana de Holguín deviene coloquio internacional, en reclamo a la  verdadera justicia para que de una vez y para siempre se sepa la verdad sobre los Cinco cubanos injustamente presos en Estados Unidos.

Derribar los muros del silencio es la palabra de orden, en medio de quienes se han aferrado a politizar el caso, a sabiendas que inocentes los antiterrositas se han  convertido en héroes anónimos y baluartes del decoro y la libertad.

Etiquetas: , ,

20121110230323-bloqueo.jpeg

A lo que llaman embargo en Estados Unidos, que no es más que un férreo e injusto bloqueo económico, financiero y comercial del imperio contra Cuba, la comunidad internacional denuncia y se opone de forma abierta, sin que hasta la fecha los todopoderosos hayan sido receptivos.

Una y otra vez en la ONU la inmensa mayoría de los países demuestran con su voto legítimo su apego a la verdad, y sobre todo, su solidaridad con el pueblo cubano que ha sabido enfrentar los retos y desafíos de tal política imperial.

El inhumano bloqueo constituye una acción más de los Estados Unidos contra Cuba, a la que se suma como derivación de la injusticia el apoyo a los grupúsculos de la disidencia interna, atentados terroristas disimulados a través de terceros, la tergiversación de la verdad acerca de la obra revolucionaria y la intromisión en los asuntos internos del país.

El imperio yanqui aspira a una nación diferente, donde la vuelta atrás conduzca al Capitalismo como sistema social a través de elecciones a su manera, como forma de disimular la Democracia Representativa que solo tiene en consideración a una minoría.

Sin embargo, los cubanos resisten y están decididos a enfrentar más retos y desafíos por difíciles que parezcan antes que regresar al pasado corrupto, engañoso y falto de humanismo.

Sobran razones para en medio de las dificultades hacer de tripas corazón para continuar con la obra revolucionaria emprendida en 1959, perfeccionarla y avanzar a peldaños superiores, porque donde el poder del pueblo es una realidad, resulta imposible entregarlo al amo yanqui.

Etiquetas: , ,

20120902212143-imagescaa28dcx.jpg

Comienza un nuevo curso escolar, en que niños, adolescentes, jóvenes y más adultos, tendrán en Cuba una posibilidad que se ha abierto paso desde que con la nacionalización de la enseñanza, como resultado del triunfo revolucionario, se les concedió a todos el derecho a recibir la educación de forma gratuita.

Una conquista que se ha abierto paso aún en las condiciones económicas más difíciles, cuando no ha habido una sola escuela que no haya abierto sus puertas y no ha faltado disposición docente para enfrentar el importante proceso de formación e instrucción.

Educar bajo el principio de la gratuidad como conquista, solo es posible en una sociedad como la cubana, que hizo suya la promesa del Programa del Moncada e inició su batalla a través de la gran cruzada contra el analfabetismo.

Hoy no se trata de enseñar a leer y escribir a quienes no tuvieron ese privilegio, al contrario, en Cuba se ofrece educación para todos, conscientes que la Revolución trajo consigo igualdad de derechos y la verdadera justicia social.

Etiquetas: ,

20120812212649-imagescat5y47t.jpg

“Mi amistad con Fidel Castro, que yo considero muy personal y sostenida por un gran afecto, empezó por la literatura. cuenta Gabriel García Márquez.

Se habían conocido cuando el escritor trabajaba en la agencia de noticias Prensa Latina, en 1960, y la relación entre ambos fue de respeto y simpatía, pero nada hacía suponer que el vínculo pudiera profundizarse más allá de compartir afinidades políticas. Sin embargo, la pasión de ambos por la literatura obró el milagro.

En la década del 70, cuando García Márquez ya era un escritor famoso y Castro uno de los políticos más conocidos del mundo, tuvieron un encuentro en el que Fidel le hizo un comentario sobre lo fatigante y aburrido que le resultaba la lectura de documentos oficiales.

"Yo le sugerí que leyera algunos libros que unían a su valor literario una amenidad buena para aliviar el cansancio de la lectura obligatoria -recuerda García Márquez.

Le cité muchos y descubrí, con sorpresa, que los había leído todos, y con muy buen criterio. Esa noche descubrí lo que muy pocos saben: Fidel Castro es un lector voraz, amante y conocedor muy serio de la buena literatura de todos los tiempos, y, aun en las circunstancias más difíciles, tiene un libro interesante a mano para llenar cualquier vacío."

La relación del líder cubano con la lectura es bastante particular. No sólo se nutre de información sino que, además, “es un lector tan atento y minucioso que encuentra contradicciones y datos falsos donde uno menos se lo imagina", agrega el escritor.

Etiquetas: ,